Y Tal

20061207075422-dada2.jpg

El microondas sedújome.                  

                                             Y tal.

Metí un vaso de leche,

con calcio y demás infiernos. 

Lo saco,

habiendo abierto previamente la puerta

del instigador del pecado. 

¡Miserere mei!

¡Miserere mei!

¡Miserere mei!

Más tarde lo hará el frigorífico, en cuyo interior:

hay bocas y vocablos,

libros y paragüeros,

desodorantes y tazas. 

Hay plumas y sermones,

salmones y grabadoras de dvd,

periódicos y lápices. 

Hay lámparas de aceite,

tambores,

cajones,

pilas,

latas con refrescantes bebidas en su interior…

Pero no hay ningún Godot;

y aun le estoy esperando.

Y me hallo más hambriento que un imperdible.

¡Y que vivan Beckett y la  

bulimia!                                                                                                                                                                                                  

                                                                                                                                 Y tal. 

Y tal para cual estuvimos hechos

el uno para el otro

y nos amamos castamente “under the consent of the king”.

Y fuimos felices,

y asistimos a matanzas 

                                         (de cerdos),

y sonaban zarabandas

de las siete trompetas

(más virtuosas, en efecto, que la más virtuosa de las damas en las cuales posara su falo el concéntrico                                                                                                                                         Barry Lyndon). 

Y descubrimos lo inefable

del cosmos, los videojuegos

de Play Station, los aquelarres

en horas de solsticio,

las tarjetas de crédito,

las catedrales góticas,

la vida, al fin y al cabo:

todo. 

Todo. 

                                           Y tal. 

Y “Todo” en aquella época

significaba

recortar letras                 

                                 de

invisibles periódicos

                                         de

dudosa orientación política  

                                                para

construir aleatoriamente

poemas a Dadá

de dudosa calidad artística (todo sea dicho de paso);

y meter un vaso de leche,

con calcio y demás infiernos,

y sacarlo,

habiendo abierto previamente la puerta

del susodicho electrodoméstico. 

¡Y rezar!

¡Rezar!

¡O ser Michaux!

Je rame.

Je rame.

Je rame. 

Más tarde lo hará el jeroglífico, en cuyo interior 

                                                                                                         no hay nada.

La nada más absoluta: absolutamente nada.

Excepto vacuos ideogramas, quizás.                 

                                                                                                                                                                     Y tal.

Anuncios

~ por Alejandro Delgado en marzo 12, 2008.

6 comentarios to “Y Tal”

  1. Beckett, quizás… .
    El hombre es un ser que se aburre… .
    Gracias Samuel…
    ¿ Está ahí Godot?. No, me volví a equivocar…

  2. Hola Ale. Ya llegué a tu blog hace unos días siguiendo el rastro de las páginas que enlazan a mi blog. Muy interesante leerte. A ver si entre todos le echamos algo de comer al espíritu.
    Nos leemos.

  3. ¿Pero esto qué mierda es? Parece que no soy el único con intenciones genocidas :P
    Ahora en serio, me gusta este trozo:

    “…
    Y “Todo” en aquella época
    significaba
    recortar letras
    de
    invisibles periódicos
    de
    dudosa orientación política
    para
    construir aleatoriamente
    …”

  4. A tu comentario de los fagots:

    jajajajajajajaja XDDDDDDDDDDDDD

    … muere.

  5. rueda de prensa Cthulhu

  6. Me acabo de dar cuenta de que mi comentario ha perdido la alineación de las palabras “de”, “de” y “para” que no era nada gratuito.
    ¿Es sólo en mi navegador o también vosotros las veis pegadas al inicio de la linea?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: