Miles

     

     Miles Dewey Davis III (Alton, Illinois, 1926) no se ha mordido nunca la lengua. En una cena en la Casa Blanca, la esposa de un político le pregunto qué es lo que había hecho de importancia para merecer estar allí. “Mira, detesto que alguien completamente ignorante suelte semejantes mierdas. La mujer se lo había buscado, así que le dije: veamos, yo he cambiado la música cinco o seis veces, de modo que supongo que eso es lo que he hecho. La miré con frialdad y añadí: Ahora dígame usted qué cosas ha hecho que tengan alguna importancia, aparte de ser blanca.”

 

 

       “Como músico y como artista he querido llegar al mayor número de personas posible. Y nunca me he avergonzado de ello. Nunca he creído que la música llamada jazz estuviera destinada sólo a un reducido número de personas o a convertirse en una pieza de museo guardada bajo cristal como otras cosas muertas que en algún momento se consideraron artísticas…” 

       
  
  
 
Anuncios

~ por Alejandro Delgado en abril 28, 2008.

Una respuesta to “Miles”

  1. Me encanta Miles. Siempre me acuerdo de una frase que me dijiste una vez que estábamos escuchando el Round Midnight: “Miles es como un orgasmo tántrico”. Y es verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: