Cygnet Committee

 

Te bendigo como loco,
tristemente mientras me ato los zapatos.
Te quiero mucho,
justo a tiempo, a veces, supongo.
Por ti necesito descansar,
porque eres tú la que pones la prueba.
 
Tanto se ha ido
y tan poco hay nuevo,
y mientras el gorrión canta
el coro del alba para
que alguien lo escuche,
el Pensador se sienta solo envejeciendo
y melancólico:
 
“Les di la vida,
les di todo,
me desangraron el alma… Seca.
Me exprimí el corazón
para aliviar sus sufrimientos,
ni un pensamiento hacia mí permanence allí,
nada pueden dar.
¿Qué hay de mí?

¿Quién alabó sus esfuerzos
para ser libres?
Palabras de fuerza y atención
y simpatía.
Abrí puertas
que habrían bloqueado su camino,
Soporté su fin de dirigir
y a cambio recibí muy poco.
 
Devasté mis recursos sólo por aquellos,
aquellos cuyas intenciones estaban basadas en la paz, la tranquilidad,
aquellos quienes hablaron de un nuevo mundo, nuevos caminos siempre libres,

aquellos cuyas promesas se extendieron en mi esperanza y mi gracia”
 
Tanto se ha ido
y tan poco hay Nuevo,
y mientras la llegada del amanecer

parpadea en mí,
mis amigos hablan de gloria,

de sueño indecible, donde todo es Dios y Dios es sólo una palabra.
 
“Teníamos un amigo, un orador,
que habló de los muchos poderes que tenía,
no de lo major de los hombres, sino de nosotros.
  
Le usamos,
le dejamos usar su poder,
le dejamos cubrir nuestras necesidades,

ahora somos fuertes.
 
Y la calle está llegando a su final

ahora los condenados no tienen tiempo para enmendarse,
ni un gramo de fortuna simbólica permanece en nuestro camino,
los silenciosos cañones del amor
volarán el cielo.
Rompimos la dañada estructura hecha de tiempo,
nuestras armas fueron las lenguas de la cólera verdadera.
 
Donde hubo dinero
plantamos semillas de renacimiento
y apuñalamos por la espalda a los padres,
hijos de la suciedad.
 
Sí, y rajamos el cuello del católico,
lapidamos al pobre
con lemas como:
 
“Ojalá pudieras escuchar”
‘Todo lo que necesitas es amor”
“Patea a tu madre”
“Descuartiza a tu amigo”
“Fastidia a tu hermano o al final te pillará”
 
Y sabemos que la bandera del amor viene de arriba,
y podemos obligarte a ser libre,
y podemos obligarte a creer”
 
Y cierro mis ojos y me estrujo el cerebro,
porque una vez leí un libro en el cual los amantes eran asesinados,
porque no sabían la letra del estribillo de Free States,
yo dije:
“Creo en el poder del bien,

creo en el estado del amor,
lucharé por el derecho a tener razón,
mataré por el bien de la lucha por el derecho de tener razón”
 
Y abro mis ojos para mirar alrededor

y veo a un niño que yace asesinado
en el suelo,

mientras una máquina del amor carga con hileras de desolación,
El hombre estrellado, la mujer, escuchando sus órdenes,
pero sin oírlas ya,
sin oír ya,
sólo los gritos del antiguo rico.
 
Y quiero creer
en la locura llamada “Ahora”,
y quiero creer
que una luz está brillando
de algún modo,
 
y yo quiero creer,
y tú quieres creer,
y queremos creer,
y queremos vivir,
oh, queremos vivir,
 
queremos vivir, (repetir)

 
¡quiero vivir!

 
¡vivir!

-David Bowie-

Álbum: Space Oddity (1969)

~ por Alejandro Delgado en junio 11, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: