Zelenka: Hipocondrie

Hipocondrie a 7 concertanti in A major:

 

        Jan Dismas Zelenka (Lunovice, Bohemia, 1679-Dresde, 1745). Alumno de los jesuitas en Praga, entró hacia 1709 en calidad de contrabajista en la capilla del conde J.L. von Hartig de dicha ciudad. Al siguiente año figura como violone en la corte de Dresde. Apenas un lustro más tarde fue enviado a Viena junto a otros músicos para estudiar con Fux, y luego a Italia para recibir las enseñanzas de Lotti, un aprendizaje que finalizó en 1719, cuando se produjo su regreso a Dresde. Allí en 1721 se le nombró vicemaestro de capilla y en 1729 director de la música eclesiástica (Kirchen-Composit). En ese 1729, a la muerte de Johann David Heinichen -que era el maestro de capilla del lugar- aspiró al cargo, aunque finalmente le fue otorgado a Johann Adolph Hasse.

        Zelenka era uno de los compositores más señalados y excelentes de su época, y es conocida la cordial amistad que entabló con Bach, cuya casa solía frecuentar. Era poseedor de una de las bibliotecas musicales más importantes, y fue tanto el material que pasaba por sus manos que a menudo facilitaba partituras a Johann Sebastian. Es posible que entre éstas estuviera el Stabat Mater de Pergolesi.

        Dotado de una gran imaginación, diestro contrapuntista y significado por su sincretismo estilístico, permaneció prácticamente toda la vida en Dresde y apenas viajó. Compuso misas que encierran un gran saber, responsorios, dos Magnificat, varios Dixit Dominus y un Miserere, además de oratorios, motetes y cantatas. Su escasa música instrumental es original y de sonoridad muy característica, como lo demuestra esta interesante Hipocondrie a 7 Concertanti, para 2 violines, 2 oboes, viola, fagot y bajo contínuo, compuesta en 1723.

        Hay que contemplar esta obra dentro del sentido de la alegoría en el arte barroco y de la doctrina de los afectos musicales. Derivada de la antigua teoría del ethos y de las teorías retóricas y oratorias grecolatinas (Aristóteles, Cicerón, Quintiliano), la Affektenlehre definía que el principal objetivo de la música era mover los afectos (emociones) de los oyentes. La música es ante todo expresión, pero no concebida al modo romántico, como expresión subjetiva e indefinible, sino racionalizada y llevada al terreno de lo concreto y lo objetivo. “Hipocondría”, que hoy significa obsesión constante y angustiosa por la enfermedad, era antiguamente sinónimo de “melancolía”.

        La obra toma su modelo formal de la obertura de la suite francesa. Abunda en diversidad armónica y rítmica, y contiene numerosas sorpresas. No estaríamos demasiado errados al pensar que Zelenka originalmente la concibió como una obertura, y que, a medida que fue progresando en su composición, se fue alejando más y más de los convencionalismos formales, finalmente llegando a un punto en el que no consideró apropiado añadir el resto de danzas de que comúnmente habría constado la suite.

 

Director: Nikolaus Harnoncourt

Intérpretes: Concentus musicus Wien

~ por Alejandro Delgado en octubre 30, 2008.

Una respuesta to “Zelenka: Hipocondrie”

  1. El disco que comentas, bueno, más bien que te sirve de pretexto para esta entrada, lo conozco. Y además coincido contigo en el estilo de la obertura de la suite francesa que presenta este autor, del que -te confieso- no conozco nada más.

    Bueno, al menos veo que tú sí que puedes sacar tiempo para hacer comentarios musicales (no como yo, que me dejo liar por polémicas político-nacionales de lo más vulgares).

    Un abrazo – Rogelio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: