La realidad

universo

La forma primaria en que la realidad se presenta al hombre es la de una completa ocultación, ocultación radical; pues la primera realidad que al hombre se le oculta es él mismo. El hombre -ser esconcido- anhela salir de sí y lo teme, aunque la realidad toda no envolviera ningún alguien, nadie que pudiese mirarlo, él proyectaría esta mirada; la mirada de que él está dotado y que apenas puede ejercitar. Y así, él mismo, que no puede aún mirarse, se mira desde lo que le rodea. Y todo, los árboles y las piedras, le mira y, sobre todo, aquello que está sobre su cabeza y permanece fijo sobre sus pasos, como una bóveda de la que no puede escapar: el firmamento y sus huéspedes resplandecientes. Y de aquello de que no puede escapar, espera.

La esperanza se dirige hacia esta estancia superior que envuelve al hombre, no-humana. Estancia -realidad- que él no inventa: la ha encontrado con su vida. De ahí que siempre haya habido dioses en una u otra forma. Los dioses han sido, pueden haber sido inventados, pero no la matriz de donde han surgido un día, no ese fondo último de la realidad, que ha sido pensado después, y traducido en el mundo del pensamiento como ens realissimum. La suma realidad de la cual emana el carácter de todo lo que es real.

La realidad no se le ha ofrecido al hombre como una cualidad de las cosas, según se ha llegado a formular al plantear el problema del conocimeinto. ¿Es posible el conocimiento de ojetos reales? La realidad hecha problema en la filosofía posterior a Kant, ha hecho que se llegue a creer la realidad como una condición, modo de ser de algunas cosas. Mas, la realidad como se presenta en el hombre que no ha dudado, en el hombre que no ha entrado todavía en conciencia y aun mucho antes en el hombre en el estado más original posible, en el que crea e inventa los dioses, la realidad no es atributo ni cualidad que les conviene a unas cosas sí y a otras no: es algo anterior a las cosas, es una irradiación de la vida que emana de un fondo de misterio; es la realidad ocultra, escondida; corresponde, en suma, a lo que hoy llamamos “sagrado”.

La realidad es lo sagrado y sólo lo sagrado la tiene y la otorga.

-María Zambrano-

El Hombre y Lo Divino

~ por Alejandro Delgado en febrero 9, 2009.

2 comentarios to “La realidad”

  1. Hace unos días que no visito tu blog, Alex. La verdad es que estas tres últimas entradas me han dejado sin aliento por su profundidad. De veras.

    No voy a felicitar a Zambrano o a Eliade. Te felicito a ti por esta extraordinaria selección. Lo que aquí aparece (me refiero a tu bitácora), lejos de su aparente delicatessen espiritual, no es más que pensamiento en estado puro.

    Un abrazo.

  2. Tengo este libro desde hace como 8 años y aún no lo he leído XDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: